PRICIPES AZULES

Cualquier mujer que diga que nunca soño con su príncipe azul, esta mintiendo.  Todas las mujeres crecimos con un estereotipo que quizá (y con suerte) se nos elimino de la cabeza; pero de vez en cuando lo recordamos.
Simplemente quién en su sano juicio no quisiera que el hombre de su vida por principio sea una persona atractiva; alto, guapo, con una sonrisa que ilumina el panorama, unos ojos que te hacen adentrarte tanto en la felicidad y la dicha que quizá olvidas lo que es pesar, un cabello que enigma cuando lo mueve el viento, musculoso sin llegar al punto de los fisicoculturistas, simple y sencillamente tan atractivo que llega al punto de ser suculento.  Pero como si no le bastara tiene otros atributos también; con un sentido de heroismo incapaz de quebrantarse, con esa galanura indescriptible, con esas palabras enigmaticas de derriten a cualquier ser viviente (y animado también, porque no), con un sentido moral y humano que se lleva a los de DH de calle, con ese estilo sencillo que hace pensar que lo interesa ni el trono ni la fortuna, alegre, simpático, agradable para con las personas que lo rodean, tan repetuoso de sus ideales y de las demás personas que uno piensa que no es de este mundo, cariñoso sin ser empalagoso, sensible y tierno pero no más que uno mismo, simple y sencillamente PERFECTO.
Lo malo de ver tantas películas de princípes y princesas es que uno espera encontrarse a uno parecido en algún momento, y lo más tonto es que uno espera encontrarlo en la más extraña situación; es decir, esperamos (me incluyo, torpemente)  toparnos con él cuando todo a ido mal en el día y que nos pregunte de una manera tan sincera y tierna que acabemos contarle todo y sollozando entre sus brazos sintiendo como la magia brota de entre los poros rodeandonos como con una burbuja de amor (jajaja), esperamos encontrarlo cuando estemos en una situación de peligro en la cuál él con su infinita fuerza y sabiduría nos rescata y nos quedamos a su lado NO por agradecimiento sino por AMOR.  Esperamos que con el paso del tiempo nos entienda tanto que complete nuestras frases y nosotros las de ellos, que nos ayude cuando tengamos un problema familiar y que siempre este disupuesto a escucharnos sin interrumpirnos, un hombre en el que podamos confiar y que confie en nosotros, apasionado hasta derretirse y tierno hasta acurrucarse.
Lo que hemos querido, queremos y siempre añoraremos sera a un Príncipe Azul a nuestro lado cada vez que cerremos los ojos al dormir y que sea los primero que veamos al despertar, Perfecto, como siempre… Ah y por supuesto que vivamos FELICES POR SIEMPRE…….
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s